Lost Slayers
banner1 banner2 banner3

Russian Japanese Italian German French English
asociacion

La magia es algo que está muy presente en el mundo de Slayers, y más concretamente en las aventuras de los protagonistas de la serie, sobre todo considerando que con la excepción de Gourry, todos los protagonistas pueden utilizar magia en mayor o menor medida. A lo largo de las sub-secciones que encontraréis a continuación, se intentará explicar lo que se sepa referente a la magia o todo lo relacionado con ella, además de encontrar en Hechizos las distintas categorías en las que la magia se divide y un completo listado de los hechizos correspondientes a las mismas.

Si bien el propio Xelloss indica que ni siquiera la Asociación de Hechiceros conoce la verdadera naturaleza de la magia, se entiende que ésta es el hecho de controlar, dar forma y utilizar un extraño poder que no procede del mundo, sino que es ajeno a éste. Por tanto, la magia modifica el estado natural del mundo al manipularse esta fuerza. Por un lado, los hechizos de Fuego, Agua, Aire y Tierra se presentan como manifestaciones de las fuerzas elementales del mundo, al tener unos efectos meramente físicos, mientras que aquellos de magia Astral y Negra afectan mayormente al espíritu de los seres vivientes, al atacar desde el Plano Astral (Astral Side, Lado Astral).


混沌の言語 | カオス・ワーズ
KAOSU WĀZU

Por un lado, en el aprendizaje de los hechizos los estudiantes deben saber que no se trata tan sólo de recitar unas palabras y nombrar el hechizo. En muchos casos determinados hechizos requieren de la realización de determinados gestos de las manos o del cuerpo, el uso de componentes mágicos, o incluso pueden llegar a funcionar sólo en determinados lugares o momentos concretos. Por otro lado, en lo que concierne a la conjuración de los hechizos puede decirse que el proceso se divide en dos partes: las Palabras del Caos y las Palabras de Poder.

Las Palabras del Caos son las palabras que hay que recitar para controlar la magia y darle la forma que se desea. Estos versículos se hacen en una extraña lengua que sólo los hechiceros pueden controlar, y aún así con esfuerzo y dedicación (en el anime decidieron hacerlo más fácil y usar conjuraciones en el mismo idioma en el que hablaban los personajes, en las novelas sólo 4 hechizos tienen una conjuración aparentemente comprensible para el lector: Drag Slave, Giga Slave, Ragna Blade y Boost), si bien es cierto que hay algunos hechiceros que les basta oír estas palabras una vez o incluso ver un hechizo para aprender a utilizarlo, aunque esto sólo se da en casos aislados.

Si se recita un conjuro junto a alguien que no sepa usar magia, le parecerá un galimatías, una lengua extraña y no entenderá nada. En combates entre hechiceros, estos pueden llegar a ser capaces de prever qué hechizo va a utilizar el otro si es capaz de comprender las Palabras del Caos que está usando. Y esto se debe a que no todos los mismos hechizos cuentan con las mismas Palabras del Caos, ya que la Asociación de Hechiceros no enseña dichas palabras, sino sólo el conocimiento necesario para comprender el hechizo y su fuente de poder, y es cada hechicero el que debe investigar y componer sus propias conjuraciones para cada hechizo que quiera aprender a utilizar. Es por esto que un mismo hechizo lanzado por dos personas distintas pueden tener efectos diferentes.

力ある言葉
chikara aru kotoba

Por otro lado, para poder controlar plenamente el hechizo que quiera utilizarse han de usarse también las Palabras de Poder, es decir, el nombre como tal del hechizo. Hay hechiceros capaces de utilizar hechizos sin recurrir a las Palabras del Caos, o sin decir el nombre del hechizo, o incluso obviando ambas partes, pero esto no es lo normal (en el anime sí puede verse esto con mucha facilidad, pero se hizo así para darle fluidez a las escenas de acción). El uso de las Palabras de Poder confiere mayor fuerza al hechizo como tal, por ser por así decirlo la forma de manifestar el poder y el efecto que se quiere del mismo.

Otro detalle del uso práctico de los hechizos es la presencia de una barrera mágica que protege al hechicero mientras éste recita las Palabras del Caos. Pero esta protección no es total, y depende del hechizo que se esté utilizando y de su poder. Cuanto más poderoso sea el hechizo más fuerte será la barrera, pero aún así sólo lo será hasta cierto punto. Por ejemplo en el caso del Drag Slave, el hechizo más poderoso que un humano puede utilizar sin potenciar artificialmente su propio poder, esta barrera no podría llegar a proteger contra el impacto de una bola de fuego, o contra el golpe de la espada de un guerrero experimentado, pero a su vez, sí puede llegar a proteger al hechicero de los efectos de su propio hechizo. Por supuesto, si el hechicero aumenta mágicamente el poder base del hechizo, la barrera que lo protege será también amplificada.

Aquellos hechiceros que cuenten con los suficientes conocimientos de los intrincados detalles de la magia y de las Palabras del Caos, pueden llegar a ser capaces de modificar algunos hechizos, cambiando la forma en la que estos se presentan o el efecto que tienen. Por ejemplo, a la hora de lanzar unas flechas de fuego (Flare Arrow), en vez de hacerlo desde la palma de la mano puede hacerse que éstas rodeen directamente al objetivo, o que aparezcan en el cielo y caigan sobre él, o crear un arco de fuego con el que disparar una o varias flechas.

Además, el estudio profundo de los hechizos puede llegar a permitir el conocer qué ocurrirá cuando dos hechizos impacten entre sí, ya que esto puede dar lugar a diversas reacciones, desde contrarrestarse a potenciarse (por ejemplo, dos Fireball crearán una explosión aún mayor, y un Fireball contra un Freeze Brid creará una persistente cortina de vapor). Y no sólo esto, sino que con los conocimientos necesarios, pueden llegar a crear sus propios y nuevos hechizos. Algunos ejemplos de esto son: Giga Slave, Ragna Blade y Zeras Brid, entre otros, creados por Lina; Visfarank, creado por Ameria; Zeras Gort y Freeze Rain, entre otros, creados por Naga.

Algunos hechiceros tienen una cierta afinidad con una categoría mágica concreta, haciendo que al utilizar los hechizos de dicha categoría o elemento, estos puedan tener un mayor efecto que si lo usase otro hechicero, o también pueden potenciar los hechizos si son capaces de aplicar de alguna manera su afinidad a los hechizos. Por ejemplo, un hechicero con afinidad al agua (como Deymia "el Azul") será más diestro en el uso de hechizos de magia de Agua, y además, si utiliza agua de alguna manera en otros hechizos u objetos que utilice, podrá potenciarlos. Esta afinidad puede darse con todas las categorías de hechizos, no sólo con las que afectan a las fuerzas elementales.

 

 
Lost Slayers © 2002-2021 shansito | Parte del Shansito Network | Detalles de visualización | Slayers copyright info |

Lost Slayers Mundo Magia